Subscribe RSS
¡A comer y beber!: El clavo de olor mar 11

Uno de los factores que hacen de Morro un lugar deseable es la gastronomía. A los viajeros habituales les sucede con frecuencia identificar un lugar por los olores y sabores, tanto como por los paisajes. En la isla, como en toda Bahía hay olores característicos, fuertes, atractivos y sensuales. Muchos de ellos se generan en la vegetación con sus variadas flores y frutos, pero otros son obra del hombre al transformar todo eso en comida y bebida, y extraerle al máximo aquello que da placer a los sentidos.
Quien haya pasado por allí no podrá olvidar el aceite de dendé, la leche de coco, el clavo de olor, el cual puede verse secándose sobre un paño en el suelo de plazas o al costado de los caminos en la misma Valença.
Las “tías” bahianas, suelen hacer licores y golosinas muy ricas cuyas recetas transmiten oralmente. Para empezar, acá va una muy sencilla de hacer si se tiene cerca una planta de clavo de olor. Si no se la tiene y se vive en el Morro, a conseguirla porque es un hermoso árbol con variadas aplicaciones además de perfumar el ambiente y se da maravillosamente bien en las laderas marítimas.
Licor de clavo rojo:
Recoja aproximadamente 500g de pétalos de flor de clavo rojo. Deje macerar durante un mes en dos litros de alcohol de 20º. Cuele y agregue almíbar preparada con 1k de azúcar y ½ litro de agua. Filtre y guarde en una botella bonita. Es delicioso, y también es antiséptico, digestivo y sedante estomacal.
¡Y a sorprender a los amigos que llegan a Morro! No sólo de caipirinhas vive el hombre…y la mujer.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Leave a Reply