Subscribe RSS
La vida oculta nov 24

 

camino al trabajo

camino al trabajo

Cuando uno está de vacaciones en un lugar de turismo, lo más probable es que disfrutemos todo lo que ofrece sin saber mucho qué pasa tras esas imágenes, árboles, rocas, casas, rostros extranjeros, paisajes.

Los llevaremos en la máquina de fotos creyendo conocerlos, para archivarlos y recordarlos alguna vez junto a las sensaciones placenteras que los acompañaron.

Sin embargo, a veces nos toca vislumbrar algo más oculto, vida y experiencias de quienes allí viven o bien historia y evoluciones que no logramos ver sólo con ojo de turista fiestero.

Digo fiestero porque una vez, volviendo de una fiesta al amanecer, pude ver a algunos nativos yendo a sus trabajos. Sentí que entraba a otra dimensión.

Un pescador flaco y fantasmal con su arpón sobre las rocas en la oscuridad, una o dos mujeres caminado rápido por la playa hacia los hoteles donde limpian y cocinan, muchachitos cargando tres veces su peso en un bulto oscuro, recortándose sobre la incipiente claridad de un sol que aún no aparecía.

En la soledad de la casi noche iban hacia el día, silenciosos y apresurados. Empezando su jornada de trabajo. Habiendo dejado en sus casas a sus hijos, esposos o amantes, sus alegrías y sus penas, su escasa fortuna o su penuria, su perro y su cama.

¡Cuántos años de esfuerzo humano cuesta hacer un pueblo, una villa, una ciudad! ¡Cuánto trabajo lograr que sea confortable para los turistas!

¿Y cuánto tiempo habrá costado a la naturaleza hacer ese mar, esa enormidad de arena, ese extraño caracol, la perfección de una estrella de mar?

Debo admitir que me emociona pensar en un lugar de esa manera. Y debo reconocer que me enoja cuando algunos turistas no respetan a los trabajadores del lugar o a la naturaleza. Sobre todo me molesta cuando los irrespetuosos son argentinos como yo. Me avergüenzo y apeno profundamente.

Disfrutemos como un colibrí sobre la flor, ligeros y felices, tomando lo que ella nos da, pero sin agredirla, cortarla o ensuciarla.

Mañana, el próximo año, para nosotros, para otros, seguirá estando allí, esa u otra flor, esas personas sonrientes, caracoles, estrellas de mar. Reproducidos en cien más.

Category: Español, Outras  | Tags: , , , , , , ,
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Leave a Reply